PUESTA DE SOL EN ORÁ, THERA

Thera, Santorin, es una isla griega del Egeo que hacia el 1500 a.C. sufrió la erupción de su volcán; en consecuencia quedó convertida en una especie de atolón como los del Pacífico. Sus habitantes eran minoicos(cretenses) y parece que gran parte de esa civilización de la Edad del Bronce quedó bastante mermada en potencia económica y bélica. Bien, pues cuando vayáis tenéis que ir al extremo Oeste para ver la puesta de sol. Vale mucho la pena.

El onfalos

Delfos, la ciudad santuario de la antigua Grecia. Era donde las principales ciudades helenas tenían su Tesoro, donde estaba el famoso Oráculo, donde se guardaba el “ombligo del mundo”, el Onfalos. El que sale en este video es una reproducción, claro, porque el original está en el Museo. Tenía su teatro, un gran templo y un estadio. Visita recomendada en extremo, no os arrepentiréis.

SSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

SSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

COLÓN EL AVENTURERO,  algunas consideracions al respecto       2

Sigo con Colón. Quiero comentar aquí la gran transcendencia que tuvo ese primer viaje que le llevó al continente americano. Ese periplo fue la llave para que los codiciosos europeos del Renacimiento se echaran a los océanos en busca de riquezas y aventuras.
Las potencias del viejo continente se apresuraron, visto el éxito del hallazgo, a actuar como los buitres, en busca de botín. Todos querían su pàrte y lucharon entre ellos para conseguir los mayores beneficios posibles. Las principales monarquías reinantes se inmiscuyeron en el asunto, en una carrera mortífera. Mortífera para los no europeos, claro.
Hay que notar que en ese momento se daba el llamado Renacimiento: un tiempo en que las artes, la cultura, los conocimientos científicos, dieron un salto adelante en Europa. La literatura, Dante, Petrarca, Bocaccio; las artes, la tecnología, MIguel Angel, Leonardo; el ensayo, Machiavelo, todo un mundo de conocimientos renacidos o acabados de nacer; el paso a un mundo más civilizado, más formado…pamplinas, todo ilusión.

COLÓN EL AVENTURERO, algunas consideraciones al respecto   1

 Por cierto,¿habéis leído el diario de Colón? Yo sí y os aseguro que la principal motivación que tuvo este individuo fue conseguir riqueza; anotadas quedaron sus búsquedas de información en diversos sitios americanos, para saber dónde podía haber oro. Convencido de que en esa tierra tenía que haber mucha cantidad de ese metal precioso, porque había visto “indígenas” según la terminología de aquél tiempo, que usaban adornos de ese material. Sus espías indagaban (y torturaban a quien hiciera falta) por todas partes en busca del preciado oro. Esas y no otras eran las motivaciones del tal Colón; la dictadura de Franco, como siempre, tergiversó la historia y pintó a este aventurero como el “portador del cristianismo y la cultura moderna a aquellos indios incivilizados”. Las dictaduras son así, ya lo sabemos.

CONTINUARÁ

COLÓN EL AVENTURERO 0.

El tropezón con América

Mañana es un día de fiesta nacional en Espanya. ¿Qué se conmemora? Casi nada, el hecho de que un tal Cristóbal Colón(si ese era su nombre real, cosa que no sabemos con certeza) tropezó con un continente.
¿Cómo fue eso? Muy sencillo: Era un “condottiero”, como la efigie que esculpio Verrocchio para Venezia; luchó bajo distintas banderas por la paga. Y podemos decir que se paseó por todo el “Mare Nostrum”. Conocía, por tanto, diversas lenguas más o menos.
En un mundo en el que tod@s creían todavía que la Tierra era plana y se acababa en Finisterre y en el Cabo da Roca, le llegó el rumor de que eso no era cierto; que en realidad era redonda.
Hombre avaricioso por demás, calculó que si lograba llegar a la India por vía directa, podría hacer fortuna. Y urdio su plan, que propuso a diversas cancillerías hasta que encontró una que aceptó el reto y pagó el viajecito: La reina de Castilla, Isabel la Católica, la usurpadora, decidio tomar cartas en el asunto, ya que su marido, Fernando el Católico, Conde de Barcelona y rey consorte de Castilla, se negó.
Y zarparon hacia el Oeste; pararon primero en Canarias para hacer una visita a los pobres guanches que no tenían ninguna culpa.
Resulta curioso que este hombre, que hizo cuatro viajes, cuatro, al continente americano, nunca aceptó que fuera eso, un nuevo continente; parece que él creía que iba a algún lugar de Asia.
Pero esto es muy largo ya; en otro momento hablaré de su procedencia y de sus motivaciones principales. Y también de la Ruta de la Seda.

CONTINUARÁ

Ramon Llull, todo un personaje  3

Y parece, según nos explica él mismo, que hacia los treinta años cambió, dando un nuevo rumbo a su trayectoria personal. En realidad lo que creemos saber al respecto se debe básicamente a la obra “Vida coetània”, escrito autobiográfico en llengua latina dictado por Ramon Llull a los discípulos de la cartuja de Vauvert, en París, el año  1311, cinco años antes de su deceso. Las memorias de una vida de unos ochenta años.

¿Un héroe? Diversos medios de comunicación y sobre todo de la política actual se han esforzado en magnificar la figura de este intelectual, intentando convertirlo en héroe nacional. Pero quizás que nos preguntemos qué es eso de “héroe” y cuál es su significado real. En realidad habría que poner en el sitio adecuado al supuesto héroe, ¿No?. Claro, que todo son opiniones.

¿A quién corresponde poner este título a alguien?. ¿Quién puede ser merecedor de ostentarlo? Y la pregunta final:¿Para qué sirven los héroes? ¿Sirven para algo realmentre? Quizás tendremos que decir aquello de “Corramos un tupido velo”.

¿Hablamos de cómo describe él mismo su vida? Según nos dice, él es aquél joven, que podemos denominar “aristòcrata”, que un buen día recibe una visión rocambolesca de tipo religioso y se convierte como un San Pablo en un defensor acérrimo y apostolario de la fe cristiana más rigorosa de aquella época. ¿Hasta qué extremos?

Esto él no nos lo explica directamente, però resulta fàcil adivinarlo, no removamos viejas heridas. Su sistema “Ars” muestra una innegable tendencia a considerar la religión cristiana como superior a cualquier otra creencia mística.

Todo el mundo sabe una verdad que siempre repetí en mis clases durante mi vida docente:  “Cuesta lo mismo escribir verdades que escribir mentiras; y todo escrito esconde detrás un ideario social, polìtico, religioso, etc.; y quien gana las guerres es quien manda escribir la historia, no quien las pierde”.

Las islas Baleares habían perdido la guerra y habían sido invadidas por los catalanes. Y en el inconsciente colectivo de aquella gente aún queda un cierto recuerdo melancólico. Y yo ni quito ni pongo gobiernos, pero intento no faltar a la verdad històrica.

Pequeña bibliografia: para quien quiera profundizar, cito aquí solo un par (en mallorquín) de obras para empezar, de entre la numerosa bibliografia existente:

RIQUER, Martí de; COMAS, Antoni; MOLAS, Joaquim: Vida de Ramon Llull, en Història de la literatura catalana, tomo I, Ariel, Barcelona, 1984.

HILLGARTH, J. N.: Diplomatari Llul·lià. Documents relatius a Ramon Llull i a la seva família. Ediciones de la Universidad de Barcelona, 1984.

Liber de fine”. Qui és Ramon Llull?. Centre de Documentació Ramon Llull de la Universitat de Barcelona, 2013.

R. Montanyà i Maluquer, 2018.