LA TECNOLOGÍA DEL PALEOLÍTICO

La tecnología del Paleolítico

Por Ramon Montanyà i Maluquer

UNED La Seu d´Urgell

Enero, 2003

VOLVER A UNIVERSIDAD

A lo largo del Paleolítico, los homínidos fueron ideando unos utensilios-armas cada vez más eficaces y mejor acabados.

Desde los simples guijarros levemente retocados, pasando pos las llamadas ( por nosotros ) bifaces, típicas de la cultura Achelense, por las puntas de lanza del Paleolítico Medio ( inventadas parece por la cultura Musteriense ) . Siguiendo, ya en el Paleolítico Superior, por las flechas con mango de madera y punta de piedra, fabricadas por la cultura Solutrense. Y acabando con los arpones ideados por la cultura Magdaleniense, la última cultura identificada del Paleolítico Superior.

En líneas generales, podemos ver que, a lo largo del Paleolítico, los utensilios en general son cada vez más pequeños; es decir, que cada vez se aprovecha menos cantidad de materia prima para obtener una pieza : Las más antiguas son núcleos a los que se ha quitado alguna esquirla; en cambio, las más modernas son esquirlas ( lascas ) .

Y además, la técnica evoluciona de tal modo que, por ejemplo, en el caso de las piezas solutrenses, los prehistoriadores franceses de la primera mitad del siglo XX pensaban que eran obra del Neolítico, debido a su gran perfección de talla. Y tuvo que ser el hallazgo y excavación de un yacimiento denominado El Parpalló en Gandía, Valencia, que mostraba una estratigrafía clara del Paleolítico Superior. Su excavador, el Dr. Lluís Pericot , demostró que la cultura Solutrense es anterior a la Magdaleniense. Y que por tanto se trata de una cultura paleolítica.

Con todo, parece que siempre se siguieron haciendo ciertos utensilios más grandes y pesados. Ello se debe, naturalmente, a una diversificación, cosa muy lógica si pensamos que la calidad de vida y evidentemente la tecnología fue mejorando a lo largo del período paleolítico.

Conviene comentar que, ya en el período Mesolítico, se observa una disimetría entre unas piezas de muy pequeño tamaño ( los denominados microlitos ) y piezas más bien grandes y de aspecto tosco, rudimentario, como si se tratara de una regresión tecnológica; en realidad parece que se trata más bien de una cada vez mayor diversificación de calidades, cosa que ya hemos comentado denota un progreso, no un retroceso.

SSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

A %d blogueros les gusta esto: