LA SALUD Y LA ALIMENTACION 2

Si estás gord@, malo. Haz lo posible para bajar peso, pero tranquilamente, sin prisas. Desconfía de las dietas milagrosas. En realidad desconfía de todas las dietas, las que salen en tantas revistas y en diferentes medios de comunicación (ahora ya en Internet). No caigas en la trampa. Si tienes un problema serio en este sentido, lo mejor es que vayas a un@ médic@ especialista del tema, un@ dietista que te prepare un plan espècífico y personalizado para tu caso.

All-focus

Aquí os daré unas cuantas indicaciones que os pueden servir en general para manteneros san@s, con una alimentación adecuada y sana; no hace falta pasar hambre por esto, no hace falta amargarse la vida en absoluto. Solo cumpliendo una serie de normas básicas hay bastante normalmente.

All-focus

Ahora, eso si, seréis vosotros, si acaso, los que os convenceréis del tema y los que os impondréis el ritmo y la actuación a seguir. Nadie os ha de mandar en esto. Y no os engañéis a vosotr@ mism@s; a parte de que sería estúpido, no conseguiríais llegar al fin deseado. Tendréis que ser riguros@s, eso si, con vosotr@s mism@s. Y no hacer caso de lo que os digan l@s mejores conocid@s/amig@s. Aquello de “Un día es un día” o “Por una vez no pasará nada” o “Estamos de fiesta” o “Es tu/mi anivesario” o etc., etc. Son tentaciones que hay que rechazar de pleno siempre. Porque una vez caigáis, ya estará todo bien perdido.

Es curioso, pero resulta que como nuestro cuerpo/cerebro tiene su personalidad, cuando haces un régmen continuado, acostumbra a pasar que después de una etapa en la que todo va bien, te has adelgazado, de pronto empiezas a engordar de nuevo. ¿Qué ha pasado? Pues que tu cuerpo/cerebro se ha aburrido de aquella monotonía y ha decidido “rebelarse” y lo hace ganando peso, a pesar de tus esfuerzos. ¡Qué desgracia! ¿Y tiene remedio esto? Si que lo tiene y consiste en romper el régimen de vez en cuando, digamos una vez por semana (y sin pasarnos, claro); así podemos comer un poco de cerdo de diferentes formas. Es la variedad, el cambio que necesitamos.

All-focus

Un cambio que vengo practicando desde hace ya más de quince años y he podido comprobar que funciona: Puse como día rompedor de la semana el domingo, porque aún estaba en activo; y lo continuo haciendo así, por costumbre. Y si un día sales de casa y vas convidado por conocid@s y te ponen cerdo en el plato, no hagas comedia ni gestos raros y disfrútalo; y entonces esa semana, el domingo, no rompas el régimen porque habrás hecho simplemente un cambio de día y nada más.

SEGUIRA

A %d blogueros les gusta esto: