EL “HABITAT” DEL PALEOLÍTICO

VOLVER A UNIVERSIDAD

EL “HABITAT” PALEOLITICO

Por Ramon Montanyà i Maluquer

UNED La Seu d´Urgell 2001

El “habitat” , la vivienda de los homínidos, evolucionó a lo largo del Paleolítico.

En principio los homínidos dormirían al raso, subidos a un árbol o no, o guarecidos en una balma ( abrigo rocoso ) o quizá en una cueva. Pero en este último caso suponemos que necesitarían dominar el fuego, lo que les permitiría ahuyentar a los posibles inquilinos como el “ursus speleus”, el oso de las cavernas, o el “machairodus” , el llamado tigre dientes de sable ; uno y otro grandes depredadores, más fuertes y veloces que los humanos. Sólo el fuego y el humo los haría huir. Todos los mamíferos le tienen miedo al fuego .

La primera “construcción-vivienda” sería algo parecido a lo que usan los fueguinos, grupo de primitivos actuales que viven o vivían hace poco en el sur de Argentina, en la Tierra del Fuego. Consisten en unas placas o parasoles hechos con maderas e hierbas, que se apoyan en el suelo sobre uno de sus lados. En el otro extremo colocan unos postes de madera, de tal modo que la “construcción” se aguanta quedando colocada en posición inclinada sobre el terreno.

De todos modos esto es una pura suposición, ya que no se ha conservado que sepamos ninguna estructura como ésta del Paleolítico.

Un paso adelante en este sentido sería la “tienda de campaña”, similar a las que hacían los indios de las praderas norteamericanas ( los llamados “tipis” ) . De esto ya hay evidencias, por los orificios dejados en el suelo por las estacas que forman la tienda.

Este tipo de vivienda, fácil y rápida de montar y desmontar, sería muy útil para una gente nómada, que toda su vida se dedicaba a seguir el rastro de los animales herbívoros que acostumbraba a cazar.

Otra etapa sería la cabaña como tal: Una construcción más estable, seguramente inventada en el Paleolítico Medio y que al largo del Paleolítico Superior sería la forma de vivienda más común, a veces combinada o substituída por la cabaña construída en la entrada de una cueva. En este último caso, las paredes naturales servían para encastar las vigas que formaban la techumbre de la cabaña.

Ya en el Neolítico se dará el paso de cabaña a casa, como respuesta a la sedentarización de la población.

Personalizar botones

APUNTES DE UNIVERSIDAD

MI WEB-BLOGBlog de WordPress.com.

MIS APUNTES

A %d blogueros les gusta esto: