Acerca del autor del sitio

El piano

Me llamo Ramon Montanyà i Maluquer, soy Dr. en Filosofía y Letras, sección de Historia Antigua, Arqueología y Prehistoria.

Jubilado en la actualidad, impartí mis clases en la universidad y en la cátedra de Geografía e Historia de secundaria.

Escribo trabajos científicos y de divulgación; últimamente, aprovechando la situación que vivimos de la pandemia, he escrito alguna novela histórica.

Son muchos los temas que me interesan, porque tengo muchas aficiones; y me gusta compartir ideas.

Viajar es una de las cosas que me atraen especialmente. ¡Ah! Y tocar el piano, claro.

Actualmente resido en un pequeño pueblo de la provincia de Lleida.

Y quizás alguien se preguntará: ¿Qué pinta aquí ese búho de arriba? Es la letra M en jeroglífico egipcio; la inicial de mi apellido; fue además mi logotipo; y el nick que utilizaba en los años ochenta-noventa cuando chateaba, como no podía ser de otro modo, era mussol.

El búho y la lechuza ateniense, símbolo de la cultura, de la inteligencia, etc., etc., utilizado en dracmas como símbolo parlante en el siglo V a.C. Ahora ya sabéis mi secreto.

En aquellos años yo era además profesor de informática y enseñaba a mis colegas lo que se puede hacer con un ordenata; recuerdo algún caso de alguno de ellos que desconocía este mundillo; y eran gentes mucho más jóvenes que yo pero nunca se habían preocupado por este tema; solo se habían dedicado a estudiar una carrera y nada más; y pasaban del uso de la informática; casi no sabían ni arrancar…

Yo les enseñé, por ejemplo, a los de música, a usarla para componer; a los de matemáticas a conocer programas de cálculo, a los de historia las bases de datos; explicaba también como hacer webs y montábamos alguna como práctica; eran páginas artesanas, no como las que se ofrecen ahora en genaral; bien hechas, incluso con un poco de lenguaje html, etc., etc. El último progrma con el que trabajé era el Dreamweaver, una maravilla por cierto.

Personalmente monté varias webs en las que ponía mis apuntes a nivel de universidad y de bachillerato en varios idiomas; más tarde las cerré por considerarlas pasadas. Todo esto me ocupaba mucho tiempo, claro, pero es que yo estaba acostumbrado en Secundaria a dar clases de bachillerato y de ESO; y me destinaron a un instituto en el que no hay más que ESO.

Me sobraba tiempo y debía pensar cómo utilizarlo; prové de montar un grupo de trabajo como el que había organizado en mi anterior destino, pero el entusiasmo por ello fue emocionante pero no indescriptible. Entonces se me ocurrió lo de la informática; y eso funcionó.

Y ello alternado con mis clases en la UNED: Prehistoria (yo soy arqueólogo) y Geografía.

E insisto: mi página está y estará siempre en obras; y el día que no lo esté eso querrá decir que la he dejado, por el motivo que sea.

A %d blogueros les gusta esto: